¿Podría Rapa Nui recuperar su moai?: La estricta política de “no devolución” del Museo Británico y la excepción con Tasmania

By / 3 meses ago / Nacional / No Comments
¿Podría Rapa Nui recuperar su moai?: La estricta política de “no devolución” del Museo Británico y la excepción con Tasmania

Objetos de incalculable valor histórico como las esculturas del Partenón de Atenas y la Piedra Rosetta de Egipto, son algunos de los millones de objetos que componen la colección del Museo Británico de Londres, institución a la que hoy reclaman estos tesoros sus distintos países de origen. A las numerosas demandas que ya enfrenta el museo, ahora se le sumaría la de Rapa Nui, que apoyados por el gobierno de Chile, claman por la devolución del moai Hoa Hakananai’a, que fue arrancado de la isla por un barco inglés en 1868.

Pero la posición del Museo Británico respecto a las solicitudes de repatriación es firme y está reflejada en la Declaración sobre la importancia de los museos universales (2002). El documento, que fue firmado por museos como el Met de Nueva York y el Louvre de París, sostiene: “Con el tiempo, los objetos adquiridos, ya sea por compra o donación, se han convertido en parte de los museos que los han cuidado y, por extensión, forman parte del patrimonio de las naciones que los albergan”. Otras de las claves de este documento, son el argumento de que “los museos sirven no solo a los ciudadanos de una nación, sino a las personas de todo el mundo” y “que la devolución de los objetos a sus países de origen “sería un perjuicio para todos los visitantes”. La publicación de esta declaración se relaciona directamente con la gran notoriedad que estaba ganando, por ese entonces, la demanda de Grecia por las esculturas del Partenón, cuestión que la declaración aborda, sugiriendo que el interés universal por Grecia clásica “no estaría tan profundamente establecido sino fuera por los artefactos de estas culturas, ampliamente disponibles para el público en los principales museos”. La validez de este documento es cuestionada por expertos en patrimonio de distintas latitudes. Por ejemplo, el columnista afroamericano Kwame Opoku-Duku, escribió: “Como documento histórico, evidencia la actitud de los pocos museos ricos y poderosos contra el resto, no hay otro documento contemporáneo que refleje con tanta precisión las relaciones asimétricas básicas que existen entre el mundo occidental y el resto del mundo”.

El caso de Tasmania “El Museo Británico devuelve cenizas de aborígenes a Tasmania”, titularon medios de todo el mundo, en 2006. Se trató de una medida excepcional del recinto londinense, a quienes desde los años 80 se les reclamaba desde el Centro Aborigen de Tasmania (TAC), dos fardos de restos de indígenas australianos que habían sido arrancados del territorio, hace más de un siglo. “Es una victoria histórica”, celebraron desde TAC.

Sin embargo, esta excepcional devolución tiene sus razones, las que son explicadas minuciosamente en la página web del museo. Primero, aclaran que se trata de dos paquetes de restos humanos atados con piel de animal. Luego aseguran que, por un lado, se pudo concluir que los ritos mortuorios de los difuntos fueron interrumpidos al momento de ser comprados por un británico, en 1838. Por otro lado, consideran que comprensible que esto “haya causado dolor para los aborígenes de Tasmania”, y que en vista de que “los paquetes no proporcionaron información de valor”, se autorizaba su repatriación. El documento además señala que la restitución de las cenizas aborígenes a Tasmania se enmarcó dentro de una nueva política titulada “Human Tissue Act” (2004), sobre el tratamiento con objetos de la colección que correspondan a restos humanos. De este modo, no podríamos basarnos en el exitoso antecedente de Tasmania para darle esperanzas a la petición isleña, puesto que esta política solamente entraría en vigencia cuando se tratara de cuerpos de personas, o de restos de ellas.

Fuente: Emol.com

admin

The author didn't add any Information to his profile yet.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked. *